Los primeros años de vida son fundamentales para el desarrollo de
cualquier ser humano, porque, durante esta etapa, comienza a integrar
todas las experiencias que posteriormente contribuirán a su adaptación
en el mundo.

Ya no te voy a querer, ya no te quiero.
Le voy a decir al señor que te lleve.
Como molestas, como enfadas.
Se lo voy a decir a tu mamá o papá para generar miedo.
Te gustaría que te hablen así.

Escuchar esto es bastante fuerte para un niño pequeño que se sabe indefenso, por
lo que lejos de mejorar su conducta, le generarás miedos, desconfianza,
heridas e inseguridades.

Publicado en Familia
Fuentes consultadas:
https://youtu.be/1X90EVzw7sM