Con solo 19 años de edad, Claire empezó a experimentar cierto entumecimiento en sus extremidades y cara, hinchazón y parálisis. Tras visitar el médico fue diagnosticada de esclerosis múltiple. Era el año 2000 y el nuevo siglo no comenzaba bien para la joven.

embarazo sorpresa 1

Hoy por hoy no existe ninguna cura para la esclerosis múltiple, pero gracias a un estricto tratamiento farmacológico los médicos consiguieron frenar el brote. No obstante, Claire sabía que la enfermedad podría presentarse en cualquier momento y que eso condicionaría su vida laboral, familiar y sentimental para siempre.

Los chicos no parecían interesarse por conocer a una persona con problemas médicos, y ella no deseaba esconder su condición. Los meses pasaron y justo cuando Claire había perdido la esperanza de tener una relación normal, conoció a Paul, un compañero de trabajo.

embarazo sorpresa 3

Todo fue genial entre ellos y, no se sabe como, la enfermedad entró en remisión. Tras cuatro años de noviazgo, la pareja se casó y tuvieron un hijo perfectamente sano.

embarazo sorpresa 4

El mes de marzo de 2005 trajo consigo la mala suerte. Claire sufrió una fuerte recaída y su cuerpo se paralizó casi por completo. Postrada en la cama y con un fuerte tratamiento a base de corticoides, su cuerpo se hinchó ganando casi seis kilogramos de peso.

embarazo sorpresa 6

A pesar de ello, su médico le instó a continuar tomando la píldora ya que seguía teniendo el período regularmente y los fármacos contribuirían a regular su sistema endocrino. Claire así lo hizo.

Un viaje al baño que lo cambio todo

embarazo sorpresa

Aproximadamente 8 meses después, Claire solicitó la ayuda de Paul para ir al baño. Se sentía fatal, tenía dolores y creía que podría estar sufriendo algún tipo de cólico.

Cual fue su sorpresa cuando, sentada en el baño, rompió aguas y comenzó a dar a luz. Paul se quedó en estado de shock, completamente paralizado por lo que estaba viendo.

A pesar de ello, consiguió hacer que Paul reaccionara dando a luz a su segundo bebé.

embarazo

Efectivamente, Claire estaba embarazada de gemelos y la pareja no sabía nada de nada.

Los espasmos musculares y el entumecimiento habían ocultado los movimientos internos de los bebés a ojos de su madre. Mientras que el aumento de peso, achacado a la inmovilidad sobrevenida, lo había ocultado a ojos de Paul y el resto de familiares. Por no mencionar que, durante todos esos meses, Claire tuvo la menstruación y tomó la píldora.

En el hospital se obra el milagro

gemelos 1

Finalizado el parto, Claire y sus hijas gemelas fueron trasladadas al hospital, donde se procedió a un completo examen médico. Aunque la madre estaba completamente exhausta, las recién nacidas se encontraban perfectamente sanas.

“Las niñas fueron llamadas Marcie y Charlie, pesaban 1,400 kg y 1,700 kg respectivamente”.

Pocas horas después del sorprendente alumbramiento, el entumecimiento y los temblores de Claire empezaron a desaparecer. A los dos días era capaz de acunar a las pequeñas y a la semana estaba cambiando pañales con total normalidad.

“Fue increíble, las gemelas parecían una especie de cura instantánea. Llevaba meses incapacitada y ahora era una madre como otra cualquiera”.

gemelos 2

Conforme admiraba a sus recién nacidas dentro de la incubadora y su enfermedad remitía, más claro tenía Claire que todo había sido un conjuro del destino.

“Había tenido el período regularmente, tomaba la píldora anticonceptiva y aún así quedé embarazada. Lo más sorprendente es que no sentí nada de la gestación por culpa del entumecimiento y los espasmos. Por eso, cuando todo pasó y comencé a recuperarme, pensé que era un milagro”.

El pasado enero se han cumplido 10 años de esta sorprendente historia y del nacimiento de Marcie y Charlie. Por el momento, Claire no ha experimentado nuevas recaídas y las pequeñas crecen perfectamente sanas.

Claire Evens cent su historia 10 años después.

Claire Evens cent su historia 10 años después.

La esclerosis múltiple es una enfermedad que afecta a más de 2.500.000 de personas en el mundo, en su mayoría mujeres. Aunque no supone ningún problema para ser madre, y en ocasiones el embarazo mejora los síntomas, siempre existe riesgo de sufrir un brote.

Como demuestra el caso de Claire, cada persona afectada por esclerosis múltiple es un mundo y aunque las investigaciones sobre la enfermedad avanzan, aún no se tiene claro cuáles son los factores desencadenantes.

De lo que no cabe ninguna duda es de lo insólito de este embarazo, y por ello os ofrecemos un vídeo narrativo sobre esta increíble historia.

Fuente: littlethings.com,  mirror.co.ukesclerosismultiple.com

Publicado en Familia