Para muchos jóvenes, la vida en el colegio y en el instituto es complicada. A veces es difícil encajar bien en un grupo social, sobre todo cuando tus ideas y aficiones son completamente distintas a las del resto.

Una marca alemana de productos para el hogar ha querido recordarnos de una forma muy divertida y en un anuncio estupendo, que un padre siempre debe apoyar a sus hijos. En él, una joven gótica comienza las clases en un colegio de gente acomodada, donde la miran por encima del hombro e incluso se ríen de ella. Para que su integración se haga más llevadera su padre tiene una idea excelente…

Original: Hornbach

Publicado en Miscelánea