Grande o pequeña, lujosa o modesta, en el campo o en la ciudad, tu vivienda podría reunir las condiciones necesarias para servir de localización en el rodaje de una película o serie de televisión.

Sin embargo, debes pensarlo bien antes de firmar el contrato y ceder tu hogar para tal fin, pues tal y como vamos a ver, ese dinero extra puede convertirse en el peor negocio de tu vida.

Al menos así lo explican los dueños de algunas de las casas más míticas de la historia del cine y la televisión, quienes deben aguantar las ocurrencias de cientos de fans.

Descubre la increíble “maldición” que persigue a algunos propietarios que prestaron su casa para el rodaje de una película.

Los Goonies

casas de famosos vida real 1

Hace 30 años y con un presupuesto modesto se estrenaba en cines “Los Goonies” una historia de aventuras y toques de humor, que encandiló a los jóvenes de la época, convirtiéndose en una de las películas de culto de los años 80.

Sin embargo, y aunque la película ha generado fama y dinero a la buena gente de Astoria, Oregón, localidad en la que se rodó el film, ha terminado por ser la desgracia del dueño del chalet donde Gordi, protagonizaba su mítico “supermeneo”.

casas de famosos vida real 2

El dueño explica que lleva 30 años soportando la visita de los fans, los cuales además de protagonizar el bailecito, lanzan basura, colillas y botellas de alcohol frente a su casa.

El anciano ha terminado por tapar con una lona su vivienda, para intentar disfrutar de algo de intimidad. Y el mismísimo actor protagonista, Sean Astin, ha pedido a todos que respeten a los dueños de la famosa casa.

Breaking Bad

casas de famosos vida real 3

El dinero cobrado por alquilar su casa, no compensa los sustos y molestias que la anciana propietaria de la residencia de Walter White, padece desde que la serie terminó.

Los amantes de la serie se presentan en su domicilio con frecuencia para fotografiarse, e incluso, rememoran la escena en la que Walter lanza una pizza a su propio tejado.

El fenomeno continúa agravándose con el tiempo, y el creador de la serie, Vince Gilligan ha salido en defensa de la propietaria declarando que “No hay nada original ni divertido ni genial en tirar una pizza al tejado de una señora”

Sexo en Nueva York

casas de famosos vida real 4

Hace tiempo que la famosa periodista Carrie Bradshaw se mudó de su pequeño apartamento de soltera en Perry Street, sin embargo, sus vecinos declaran vivir un auténtico infierno, pues una gran cantidad de turistas peregrinan hasta las famosas escaleras para realizarse selfies y fotografías con los amigos.

Para colmo, la actriz Sarah Jessica Parker ha agravado el problema, pues recientemente ha vuelto a las escaleras para realizar una sesión de fotos con la que promocionar su nueva línea de zapatos. Un hecho que ha enfadado enormemente a los vecinos, que declaran que la actriz ni siquiera pidió permiso a los propietarios.

Señora Doubtfire

casas de famosos vida real 5

Aunque la vida en la mítica casa de la Señora Doubtfire transcurría con tranquilidad, desde que el actor Robie William falleció, la vivienda se ha convertido en un lugar de continuo homenaje en el que los fans colocan flores, velas y notas de cariño hacia el actor.

A pesar de las molestias que el propietario de 80 años parece sufrir, no ha emitido ninguna queja pública, por lo que o no se siente perturbado por este hecho o prefiere no hablar mal de los muertos.

Expediente Warren

casas de famosos vida real 6

La feliz familia de Rhode Island que alquiló su vivienda para el rodaje de la película Expediente Warren, nunca imaginó que aquella decisión les causaría tanto miedo y malestar.

La productora decidió promocionar la película como “basada en hechos reales” e incluso publicaron la localización de la vivienda, por lo que un sin fin de personas se han presentado en el lugar buscando conectar con los muertos. La familia asegura haber recibido amenazas, e incluso temer por su integridad, y por ello han denunciado recientemente a Warner Bross.

Jersey Shore

casas de famosos vida real 7

Los dueños de la casa mítica casa de Jersey Shore, pensaban amortizar la vivienda mucho después de que los alocados protagonistas se hubieran marchado. Sin embargo, los fans de Snooki y compañía, parece tener gusto por asaltar la vivienda, robar, hacer pintadas y llevarse hasta las tejas.

Los dueños se han visto obligados a pintar la vivienda todas las semanas y contratar guardias de seguridad para protegerla. Al no encontrar ningún inquilino dispuesto a vivir en semejante entorno, han sabido reciclarla a modo de “museo” sobre el programa.

Fuente: Idealista.com

Publicado en Cultura y ocio