Sabemos que Dubái es una ciudad acostumbrada a vivir a lo grande, en la que se gastan cantidades exorbitadas de dinero en la construcción de proyectos insólitos como: las islas palmeras, un jardín de flores en el desierto o el hotel con una selva tropical en su interior.

A la gente que vive allí, no toda obviamente, le gusta de vivir a todo trapo, rodeadas del lujo y el glamour más ostentoso. Por no hablar de los absurdos alardes y excentricidades de algunos de sus millonarios más ilustres.

Con semejante panorama, las aerolíneas del país no podrían ir a la zaga de tal corte y, por ello, la clase business de Emirates Airlines se vende por un precio mínimo de 21.000 dólares, en su trayecto entre Dubái y Nueva York.

avion lujo 3

A cambio de semejante dineral, los viajeros gozan de una exclusiva cabina con adornos bañados en oro, domótica, internet wifi, televisión por satélite, snacks delicatessen, minibar privado con primeras marcas, un tremendo sillón cama, tocador con cremas de lujo y mucho más. La lista parece no tener fin.

Por si fuera poco, durante el vuelo la aerolínea permite a los clientes de primera perdir cualquier tipo de comida de la carta, sin restricción de cantidad u hora. Una pasada.

El bloguero Casey Neistat ha tenido la suerte de disfrutar de semejante lujo, al sufrir un upgrade en su billete turista durante su último vuelo. Puedes ver su placentero viaje, menú e incluso ducha en un baño gigantesco en pleno vuelo en el siguiente vídeo. Hay que reconocer que mientras los asientos y servicios de las compañías aéreas decrecen, en Dubái sí que saben viajar con estilo.

Original: THE $21,000 FIRST CLASS AIRPLANE SEAT

Publicado en Cultura y ocio