El pasado viernes por la noche, los conductores que circulaban por la Ronda del Litoral de Barcelona en dirección Besòs grabaron desde sus teléfonos móviles a un ciclista que pedaleaba muy cerca de un autobús urbano a 80 km/h, aprovechando el rebufo del vehículo para alcanzar dicha velocidad.

Fuentes del consistorio cuentan que, al no superar la velocidad máxima permitida en este tipo de vía, los radares no registraron infracción alguna. Además, afirman que la Guardia Urbana no han conseguido identificar al ciclista y que ninguna patrulla detectó su presencia.

Cuando se descubre a algún ciclista circulando por cualquiera de las rondas de la Ciudad Condal -donde también tienen vetada la entrada los ciclomotores, los vehículos que transportan mercancías peligrosa y las personas a pie-, la Guardia Urbana les acompaña inmediatamente fuera de este tipo de vías por el riesgo que corren.

Quizás este tipo de infracciones no tendrían lugar si se habilitasen autopistas para bicicletas, como la que se ha inaugurado en Alemania; aunque es cierto que, en Barcelona, se han ido ampliando la red de vías y de servicios adaptados a esta forma de transporte, ya que se ha experimentado un gran aumento de su uso en los últimos años, sobre todo a medida que se ha comprendido su valor y utilidad como forma de transporte urbano, así como un mayor compromiso con el medio ambiente.

Aquí os dejamos el vídeo en el que podréis ver a este temerario ciclista:

Vía: Huffington Post
Vídeo: Ciclografías

Publicado en Miscelánea