Captura de pantalla 2015-06-10 a las 13.29.22

La etapa adolescente de nuestras vidas es un periodo de cambios tanto a nivel físico como psicológico. En los 10 años, aproximadamente, que dura esta época de nuestras vidas, es cuando empezamos a formar nuestra personalidad y nos volvemos más rebeldes e inconformistas.

Esto, inevitablemente, incluye el choque con nuestros progenitores ya que ellos están en una etapa en la que conocen todo lo que nos pasa. pero ya les queda muy lejos y no se acuerdan de cómo era, mientras que nosotros estamos en un momento en el que creemos que lo sabemos todo pero aún no sabemos nada.

En la adolescencia buscamos reafirmarnos como individuos y la independencia de no tener que dar explicaciones de nuestros comportamientos y aquí es donde surgen la mayoría de nuestras discusiones con los padres. Todo el mundo ha discutido alguna vez con sus padres, pero no a todo el mundo se le ocurre grabar esas discusiones para la posteridad y mucho menos seguir haciéndolo durante 16 años.

Captura de pantalla 2015-06-10 a las 13.31.04

Pues parece que a Mike Cohen le pareció buena idea dejar resgistrádas en cintas de casete las discusiones que tuvo con sus padres desde los 12 hasta los 28 años de edad. Los padres, judíos conservadores, no veían con buenos ojos la actitud rebelde de su hijo, amante de la música rock y del desorden.

Hoy, 30 años después, un amigo de Mike ha recogido todas esas grabaciones y ha empezado a hacer una serie de capítulos animados con estos audios como motor central. Las discusiones son tan estereotipadas y típicas que, seguramente, os vais a sentir identificados en mas de una frase.

De momento solo hay un capítulo disponible, pero esperamos que sigan haciendo más.

Fuente: Digg

Publicado en Familia