Antes de la invención de la lavadora eléctrica en 1904, las familias necesitaban casi dos días para lavar la ropa. Sin embargo, y gracias a la facilidad del lavado a máquina, la cantidad de ropa por persona y familia aumentó exponencialmente, convirtiendo la tarea del planchado en una de las haciendas domésticas más aburrida y odiada.

Pero todo eso podría acabar muy pronto. Recientemente acaban de presentar la primera máquina de doblado del mundo. ¿Revolución o capricho necesario? Mejor juzga tu mismo.

El doblar ropa se va a acabar

maquina de doblar ropa 1

Se llama FoldiMate y sus creadores dicen que será la innovación doméstica más grande desde la lavadora. Según sus datos, una persona promedio invierte 375 días de su vida en doblar ropa, un tiempo que quedará liberado gracias a su invento.

maquina de doblar ropa 4

Pero FoldiMate no solo dobla, sino que sus brazos robóticos y su sistema de vapor también prometen eliminar la mayor parte de las arrugas, evitando así tener que planchar la ropa. Además, la revolucionaria máquina también aplica perfume y suavizante durante el proceso.

maquina de doblar ropa 5

Suena bien, ¿verdad? O al menos sobre el papel, porque FoldiMate aún tiene algunas pegas. En primer lugar, deberemos ser nosotros quienes colguemos manualmente la ropa que queramos que la máquina doble.

maquina de doblar ropa 2

Esta primera versión tampoco puede doblar prendas muy grandes, como abrigos o sábanas, o muy pequeñas, como la ropa interior o los calcetines. En estos casos, tendremos que seguir siendo nosotros los que doblemos.

maquina de doblar ropa 3

Por si eso fuera poco, la FoldiMate ocupa mucho espacio, es lenta y cuesta 850 dólares, sin contar el precio de las cápsulas de suavizante, vapor y perfume para el planchado.

Por ese precio, tal vez prefiramos continuar a mano o esperar a una segunda versión, a ver si de una vez por todas nos olvidamos de esta engorrosa tarea doméstica.

Puedes ver un vídeo completo sobre su funcionamiento a continuación:

Fuente: contemporist.com

Publicado en Miscelánea