Cada vez son más los estudiantes que se van a vivir a otra ciudad para continuar sus estudios. A principios de mes todo suele ir sobre ruedas, económicamente hablando: pagamos el alquiler, el transporte, los gastos de la casa, etc., quedándonos una pequeña fracción de dinero para pasar el resto del mes, sin contar con qué tenemos que proveer nuestra despensa. Aquí es cuando vienen los aprietos, pero no os angustiéis porque hemos pensado en ello.

Hoy os brindamos una serie de consejos y recetas para no derrochar dinero en alimentos que realmente no nos hacen falta y que no forman parte de una dieta sana y equilibrada. Se trata de conseguir el mejor resultado de una manera óptima, pero a la vez económica:

1. ¡Pero si los fideos instantáneos que tan de moda están son baratos!

comidas_estudiantes_12

Realmente no se trata de un producto barato, solo si eres una persona perezosa. Sin embargo, el arroz seco es una buena opción, ya que es mucho más económico. Si tienes la suerte de encontrar una tienda local “étnica”, seguramente encuentres el arroz en cuantiosas cantidades y mucho más barato, al igual que ocurre con el ramen.

2. Cubitos de caldo de pollo casero -hecho por ti- concentrado

comidas_estudiantes_1

Si aprendes cómo hacer el caldo de pollo casero, te permitirá elaborar desde un consomé, sopa de fideos o ramen, arroz hervido y será un fantástico potenciador del sabor en salsas y guisos. Un alimento muy socorrido que todo estudiante debería tener en su congelador. Solo necesitarás:

Ingredientes:

– Las sobras de huesos y piel de un pollo cocinado o crudo
– 1 zanahoria
– 1 puerro
– 1 patata
– aceite de oliva virgen extra
– Un poco de apio
– 1 cebolla

Elaboración:

1. En una olla grande, pon unas 3 cucharadas de aceite. Dora los restos del pollo. Cuanto más dorados estén, más oscuro y sabroso quedará el caldo. Cuidado con no quemarlo.
2. Una vez doradas, incorpora las hortalizas troceadas, remuévelo bien todo y cúbrelo bien de agua.
3. Deja que hierva y retira la espuma para quitar las impurezas. Baja el fuego al mínimo para que el caldo cueza lentamente.
4. Cuanto más tiempo y más lento cueza, más sabor obtendréis. Lo recomendable es dejarlo entre unas 3-4 horas a fuego muy lento.
5. No dejéis que consuma mucho el agua o la sustancia se quedará adherida a los restos de pollo y las hortalizas. Si antes de que pase el tiempo de cocción veis que os estáis quedando sin agua, ponedle más sin problemas.
6. Pasado el tiempo de cocción, cuélalo bien para que no queden restos de pollo o de las hortalizas, ni en el caldo ni en la olla. Vuelca de nuevo el caldo en la olla y sube el fuego. Ahora lo que queremos es que se concentre y pierda la mayor parte de agua. Debe quedar un caldo muy concentrado sin que llegue a quemarse, con textura como de almíbar.
7. Deja que se enfríe totalmente. Si queréis, cuando esté del todo frío, suele quedarse la capa de grasa en al parte de arriba, así que podéis desgrasarlo si lo veis necesario.
8. Una vez se haya enfriado, vierte lentamente el caldo concentrado en una cubitera. Asegúrate de que está totalmente frío antes de taparlo y meterlo en el congelador.
9. Guarda la cubitera en el congelador perfectamente tapada.
10. Cada vez que necesitemos un caldo, sólo tienes que desmoldarlo y usarlo según la receta que desees.

3. Así debería lucir la despensa de un estudiante

comidas_estudiantes_2
La foto solo es una mera ilustración para representar que no pueden faltar nunca las legumbres, ya sean lentejas, judías o garbanzos, pasta, arroz, harina, leche, azúcar, huevos y aceite de oliva.

Además podéis encontrar una selección de alimentos envasados muy interesantes: tomate frito, atún, maíz etc.

Si tenéis congelador: cubitos de caldo y un buen arsenal de verduras tales como guisantes, coles de Bruselas o espinacas.

4. Pasa de los refescos

comidas_estudiantes_3

Tal vez suponga un reto muy complicado para muchos de vosotros, pero estos refrescos contienen una cantidad insana de azúcar, son caros y adictivos. Intenta sustituir estos refrescos comprando té a granel. Existe una gran variedad de tés, infusiones de hierbas y de frutas, que sacian bastante más la sed que un refresco azucarado.

5. Usa las especias para dar sabor a las comidas

comidas_estudiantes_4

Las especias son la parte más cara de una receta por alguna razón. Son las que marcan la diferencia entre la ‘sopa de agua de zanahoria’ y la ‘sabrosa sopa de zanahoria’. En la cocina del estudiante al menos tiene que haber las especias más comunes y asequibles: comino (para elaborar curry, por ejemplo), orégano y albahaca (imprescindibles para platos con tomate), pimienta, ajo en polvo, perejil, nuez moscada (imprescindible para las cremas de verduras y bechamel) y, para los que les guste ponerle un toque picante, pimienta roja o cayena.

6. Legumbres, imprescindibles

comidas_estudiantes_5

Sean del tipo que sean, son de los alimentos más saludables que existen, además de los más económicos. Ten siempre un buen suministro para elaborar cualquier receta. Por ejemplo, en la cocina India, Etíope o Afgana utilizan mucho las lentejas, los frijoles y el arroz. Los frijoles y las lentejas secas son extremadamente baratas. El inconveniente es que los frijoles o judías secas necesitan estar en remojo durante 12 horas antes de poder ser utilizados. Las lentejas y los guisantes secos (no garbanzos) son bastante buenos para hacer guisos líquidos a fuego lento.

7. Frijoles rojos y arroz vegano

comidas_estudiantes_6

Se trata de una receta muy económica y típica de Nueva Orleans. Con uno coste alrededor de los 6 euros, aunque esto dependerá de si tienes algunos ingredientes o no y de qué marca los compres, podrás sacar entre 6 y 8 raciones.

Ingredientes:

– 500 gr de frijoles rojos secos
– 8 tazas agua
– 1 1/2 cucharadas cebolla picada
– 1 taza de apio picado
– 4 hojas de laurel
– 1 taza de pimiento verde picado
– 3 cucharadas ajo picado
– 3 cucharadas perejil picado
– 2 cucharaditas tomillo seco triturado
– 1 cucharadita sal
– 1 cucharadita pimienta negra

Preparación:

1. Descarta los frijoles dañados y enjuaga el resto a fondo.
2. En una olla grande, añade los frijoles, el agua, la cebolla, el apio y las hojas de laurel. Después de que el agua empiece a hervir, debes reducir el fuego. Tapa la olla y cuece a fuego lento durante aproximadamente una hora y media, o hasta que los frijoles estén tiernos. Revuelve. Aplasta los frijoles con el lado de la olla.
3. Añade el pimiento verde, el ajo, el perejil, el tomillo, la sal y la pimienta. Cuece al descubierto y a fuego lento aproximadamente unos 30 minutos, o hasta que quede cremoso. Retira las hojas de laurel.
4. Servir con un poco de arroz vegano cocido.

8. Dragon noodles

comidas_estudiantes_7

Ingredientes:

– 150 gr de fideos lo mein o tallarines
– 2 cucharadas de mantequilla
– 1/4 cucharadita de pimienta roja molida
– 1 huevo grande
– 1 cucharada de azúcar morena
– 1 cucharada de salsa de soja
– 1 cucharada de Sriracha
– 1 manojo de cilantro fresco
– 1 cebolla verde en rodajas

Preparación:

1. Comienza hirviendo el agua para los fideos. Añade los fideos y ponlos el tiempo que indique en el paquete (unos 7 minutos aproximadamente).
2. Mientras esperas, vamos a preparar la salsa. En un tazón pequeño, mezcla el azúcar moreno, la salsa de soja y la salsa Sriracha.
3. En una sartén grande derrite las dos cucharadas de mantequilla a fuego medio-bajo. Añade la pimienta roja a la mantequilla. A parte, bate un huevo y añádelo también. Revolver suavemente y dejar que cocine. Una vez que veamos que el huevo está hecho, apaga el fuego.
4. Cuando tengamos los fideos cocidos, escúrrelos y échalos a la sartén. Baja el fuego para evaporar el exceso de humedad, y revuelve hasta que todo quede bien recubierto con la salsa. Espolvorea la cebolla verde en rodajas y hojas de cilantro por encima. ¡Listo para servir!

9. Sopa de lentejas

comidas_estudiantes_8

Ingredientes:

– 2 cucharadas de aceite de oliva
– 2 dientes de ajo
– 1 cebolla mediana
– 3 zanahorias
– 3 tallos de apio
– 1 425 gr de frijoles negros
– 1 taza de lentejas
– 1 cucharadita de comino
– 1 cucharadita de orégano
– 1/2 cucharadita de pimentón ahumado
– 1/4 cucharadita de pimienta de cayena
– Pimienta negra recién molida
– 400 gr de tomates cortados en cubitos
– 4 tazas de caldo de verduras
– 1/2 cucharadita de sal

Preparación:

1. Pica el ajo y la cebolla. Sofríelo en una olla con aceite de oliva a fuego medio hasta que se vuelvan tiernos. Mientras tanto corta el apio y las zanahorias. Una vez lo tengamos, añádelo a la olla y seguimos salteando todo junto durante 5 minutos más.
2. Escurre la lata de frijoles negros y añádelos a la olla junto a las lentejas secas, comino, orégano, pimentón ahumado, pimienta de cayena y un poco de pimienta recién molida al gusto. Por último, añade los tomates cortados en cubitos y el caldo de verduras. Remuévelo muy bien todo.
3. Sube el fuego a medio-alto y espera hasta que hierva. Una vez que hallamos alcanzado el punto de ebullición, baja el fuego al mínimo, coloca una tapa sobre la olla y deja que cocine a fuego lento durante 30 minutos. Transcurrido el tiempo, prueba las lentejas para asegurarte de que están tiernas. Si todavía no están listas deja el guiso a fuego lento hasta que estén listas.
4. Prueba la sopa, agrega sal si fuera necesario, y sírvela bien caliente.

10. Pasta maravilla

comidas_estudiantes_9

Ingredientes:

– 1 paquete de 500 grs de pasta
– 1 lata de tomates cortados en cubitos con el líquido (si tienes naturales, mucho mejor)
– 1 cebolla cabezona cortada en juliana
– 4 dientes de ajo cortados en rodajas finas
– una pizca de sal y pimienta
– 2 cucharaditas de hojas secas de orégano
– 2 ramas grandes de albahaca trozadas con la mano
– 4 1/2 tazas de caldo de verduras (si en natural, mucho mejor)
– 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
– Queso parmesano para decorar

Preparación:

1. Dentro de una olla grande ponemos la pasta, los tomates, la cebolla, el ajo y la albahaca. Vertimos el caldo, espolvoreamos por encima el orégano y salpimentamos. Rociamos el aceite.
2. Tapamos la olla hasta que hierva. En ese momento reducimos el fuego y mantenemos tapado durante unos 10 minutos más revolviendo cada 2 minutos para que la pasta no se pegue.
3. Cocinamos hasta que casi todo el líquido se haya evaporado o veamos que la pasta ya está al dente. Si es así y nos sobró líquido, simplemente quitamos la tapa para que se evapore o al servir lo dejamos en la olla.
4. Servir y añadir el queso parmesano al gusto.

11. Pasta con salsa de tomate y espinacas

comidas_estudiantes_10

Ingredientes:

– 1 cucharada de aceite de oliva
– 1 cebolla pequeña
– 2 dientes de ajo
– 400 gr de tomates cortados en cubitos
– 1/2 cucharadita de orégano seco
– 1/2 cucharadita de albahaca seca
– Pimienta negra
– 1/2 cucharadita de sal
– 2 cucharadas de pasta de tomate
– 50 gr de crema de queso
– 1/4 taza de queso parmesano
– 300 gr de pasta
– 250 gr de espinacas frescas

Preparación:

1. Calentar una olla grande con agua a hervir a fuego alto. Agregue la pasta y cocine de 7 a 10 minutos. Escurrir la pasta en un colador.
2. Pica la cebolla y el ajo. Cocina en una sartén grande con el aceite de oliva a fuego medio-bajo hasta que esté suave y transparente (unos 5 minutos).
3. Agrega los tomates cortados en cubitos (con el jugo), el orégano, la albahaca, la sal y un poco de pimienta recién molida a la sartén con la cebolla y el ajo. Revuélvelo todo para mezclar los sabores. Agrega la pasta de tomate y 1/2 taza de agua a la sartén y revuelve hasta que la pasta de tomate se disuelva en la salsa.
4. Baja el fuego y añade la crema de queso a la sartén con la salsa de tomate. Usa una batidora para revolver la salsa hasta que el queso crema se haya derretido completamente y quede una salsa con textura cremosa. Añade la mitad del queso parmesano a la sartén y revuélvelo todo hasta que se derrita. Añade el resto del queso parmesano y bátelo hasta que se derrita de nuevo.
5. Añade las espinacas frescas y remueve suavemente la salsa hasta que se ablanden (3-5 minutos). Agrega la pasta y sigue removiendo hasta que esté bien cubierta con la salsa cremosa. Prueba y ajusta la sal y pimienta si fuera necesario. Servir caliente.

12. Arroz con espinacas

comidas_estudiantes_11

Ingredientes:

– 1/2 taza de arroz cocido sazonado
– 1/2 taza de espinacas congeladas picadas
– 1/2 cucharada de mantequilla
– 1 huevo grande
– pizca de sal y pimienta
– chorreón de salsa picante

Preparación:

1. Coloca unos 3 cm de agua en una cacerola pequeña tapada y ponla a hervir. Una vez que esté hirviendo, añade el huevo y deja hervir durante 6 minutos. Vierte el agua, enjuaga con agua fría y pela el huevo.
2. Mientras que el huevo se cocina, agrega 1/2 taza de arroz sazonado ya cocido a un bol, junto con la 1/2 taza de espinacas congeladas picadas. Mete el bol en el microondas y ponlo a una temperatura alta durante un par de minutos. Cuando haya pasado un minuto saca el bol y remueve. Vuélvelo a meter en el microondas hasta los dos minutos.
3. Después, sazona las espinacas y el arroz con mantequilla, sal y pimienta.
4. Por último, añade el huevo cocido y remuévelo todo. ¡Listo para comer!

Fuente: imgur

Publicado en Cocina