El mundo de las mascotas puede ser tan variado como personas distintas hay en el planeta. Cada uno elige a su animal de compañía en función de sus gustos, su lugar de nacimiento o su poder adquisitivo. Los más típicos son perros gatos y periquitos, pero, obviamente no son los únicos.

En mi caso tengo 2 gatos, que creo que es el nº ideal y más que suficiente para que se hagan compañía y no se aburran.

Hace algunos años compartí piso con una pareja que tenían como mascota un hurón y un conejo respectivamente, cosa bastante curiosa ya que el hurón es el enemigo natural del conejo, pero parece que lo llevaban bien.

Mi compañero de piso también tuvo como mascota unos cuantos caracoles, que incluso llegaron a criar, por lo que el vídeo de hoy no me sorprende tanto como puede que haga con más de uno de vosotros. Claro que sus caracoles no median ni una décima parte de lo que mide este.

Está claro que un caracol, y más de estas dimensiones, no es un mascota muy corriente, pero si hay gente que tiene como animal de compañía una araña o un lagarto ¿por qué no un caracol gigante? Además, es bien sabido que la baba de caracol es buena para la piel por lo que su dueño va a tener un cutis terso y cuidado de forma gratuita.

Fuente: Marko Top Tv

Publicado en Animales