Los huevos son un alimento habitual en nuestra dieta. Puede ser encontrado fácilmente en supermercados y tiendas de comestibles en diferentes tamaños.

El tamaño del huevo viene dado por el tamaño y edad de la gallina, siendo las gallinas jóvenes las que ponen los huevos más pequeños y resistentes, mientras que las aves adultas ponen huevos más grandes que por contra poseen una cáscara más débil.

Estos huevos grandes pueden a veces tener dos yemas, un fenómeno extraño pero relativamente común que se produce por una doble ovulación.

Lo que no es para nada habitual es encontrar un huevo de gallina tan gigantesco como el que luce orgulloso este granjero, quien lo rompe en su cocina revelando un increíble y sorprendente hecho muy poco habitual, o por lo menos para nosotros…

Original: Big Egg

Publicado en Ciencia