Somos adultos, gente racional que no cree que en monstruos ni seres de fantasía. Personas curtidas por la vida a las que no les asusta nada, y menos aquellas cosas que le dan miedo a los niños: la oscuridad y las niñas embrujadas. ¡Falso!. Llegado el momento, nos asustamos de la misma manera o peor que un niño pequeño y para prueba el siguiente video.

Una niña se viste y maquilla como si estuviera poseída, un vestido blanco y una gran melena morena aderezan la escena para que nuestro subconsciente la asocie con el estereotipo de niña del terror, el mismo que hemos estado mamando durante décadas en las películas de miedo. Para ambientar aun más la broma, se realiza durante la noche y al aire libre, que es donde menos te puedes esperar un susto de esta magnitud.

Las reacciones de la gente, jóvenes, adultos, solteros y parejas, en todas sus modalidades te harán pasar un buen rato.

Fuente: PrankvsPrank

Publicado en Miscelánea