Improve Everywhere es una organización neoyorquina que se dedica a crear escenas en lugares públicos dónde los asistentes no saben que lo que está pasando es un montaje.

En su último número, en colaboración con la compañía de teatro Ice Theatre que prestó a uno de sus mejores patinadores, Kenny Moir, engañaron de manera positiva a cientos de personas para regalarles una bonita sorpresa.

Cuando llegó la hora de cerrar la pista de patinaje, el citado patinador se quedó solo en mitad de la pista como si no fuese capaz de avanzar debido a su falta de práctica. Ante la atenta y socarrona mirada de todos los patinadores que ya habían abandonado el hielo, Kenny interpretó a la perfección su papel de aficionado, pero poco a poco fue perfeccionando sus movimientos hasta que dejó a todos boquiabiertos.

Fuente: Improve Everywhere via artistasrevelacion.com

Publicado en Cultura y ocio