La minería de criptomonedas es una actividad que cada día es más popular en todo el mundo. De hecho, no es necesario tener amplios conocimientos sobre Blockchain para minar bitcoins en la red y obtener una recompensa por ello.

Hace semanas vimos cómo la minería de Bitcoins se ha convertido en una tendencia en países como Venezuela, debido a la alta tasa de inflación que ha motivado a los ciudadanos a encontrar en las criptomonedas una vía de escape; o Vietnam, cuya demanda de equipos para la minería se ha incrementado, pese a los altos costes que incluye la compra de estos dispositivos.

Hackers mineros

La popularidad de esta actividad ha atraído a muchos hackers, quienes han visto en la minería un medio para obtener dinero fácil a costa de cualquier persona con un ordenador con conexión a Internet. De hecho, en lo que va de año, han sido atacados más de 1.650.000 ordenadores, superando la cifra de ataques que para 2013 era de 205.000.

Los investigadores de Kaspersky Lab han revelado que tan solo durante el mes de agosto de 2017, fueron detectadas varias redes de bots que son utilizados por los hackers para sacar provecho de la minería de criptomonedas. De hecho, afirmaron que las criptomonedas más populares para tales actos son Monero (XMR) y ZCash (ZEC). Pues con la poca potencia suministrada por dispositivo puede dar una cantidad de céntimos por dispositivo que ampliada a la magnitud de millones puede ser un gran ingreso por dia

¿Cómo se ejecuta el ataque?

Los investigadores afirman que los hackers utilizan un malware llamado dropper, cuya función principal es instalar otra aplicación en secreto. Estos droppers pueden venir incluidos en versiones pirateadas de productos o en sus generadores de claves.

Una vez el archivo descargado se abre, se introduce un instalador en el ordenador de la víctima y descarga una herramienta especial para la minería que permanece oculta en el sistema. La aplicación también puede incluir otros servicios de ejecución automática y configuración de ajustes.

Los investigadores de Kaspersky revelaron que el hacker puede suspender la actividad minera cuando el usuario inicie algún juego, ya que la potencia de la tarjeta gráfica se ve exigida en caso de que ambas aplicaciones permanezcan abiertas. En este caso, el juego no funcionaría según lo esperado y levantaría sospechas.

La magnitud del problema

El informe también revela que incluso en los casos más conservadores, los hackers han obtenido hasta US$ 30.000 al mes. También afirma que los hackers operan más de 4.000 bots, con los cuales han lleva a sus billeteras un total de 2.289 XMR, el equivalente a US$ 249.702.

Los investigadores agregaron que recientemente fue descubierta una red que contenía al menos 5.000 ordenadores en las que había sido instalado Minergate, un software legal de minería, sin el conocimiento de los usuarios. Además, añadieron que los hackers están probando herramientas más sofisticadas de ataque como EternalBlue, el exploit de WannaCry creado por la Agencia Nacional de Inteligencia de Estados Unidos (NSA) y que fue filtrado por el grupo de hackers The Shadow Brokers.

Publicado en Tecnología y videojuegos