Pelar las gamabas y los langostinos puede ser similar a comer pipas, pero la diferencia es que los dedos se cansan antes y se “arrugan” con la humedad del marisco. Siempre está la opción de utilizar cuchillo y tenedor para lograrlo, pero sin la práctica puede resultar muy complicado, quedando la gamba descuartizada en mil pequeños trozos, que al final te acabarás comiendo con los dedos mientras que un familiar tuyo se ríe por lo “fino” que eres.

Y es que pelar gambas con cubiertos no es fácil, por eso el polifacético Crazy Russian Hacker ha querido grabar otro de sus videotutoriales explicando esa manera más fácil de hacer las cosas. Viendo el vídeo un par de veces y con un poco de práctica, podrás empacharte más fácilmente de marisco que el resto de los comensales.

Original: Crazy Russian Hacker

Publicado en Miscelánea