Desperdiciamos una gran cantidad de cosas, sobre todo alimentos, sin saber que realmente podríamos darle algunos usos interesantes, como ocurría por ejemplo con el agua con la que hervimos el arroz.

Hace tiempo que ya vimos la cantidad de usos alternativos que podíamos darle a la cebolla, además de ser uno de los alimentos principales de nuestros platos, base de cualquier salsa, guisos y sofritos.

Pues gracias al post de hoy, aprovecharéis de la cebolla hasta la piel pues, por si no lo sabíais, posee un montón de cualidades que pueden ser utilizadas de diversas formas:

Saborizante para sopas

Las pieles de cebolla no solo aportan un poco de sabor a las sopas, sino que también le darán un hermoso color marrón natural. También podéis guardarlas por si alguna vez queréis hacer un consomé.

Protector de plantas

Flickr/Al Nsam

Flickr/ Al Nsam

Las pieles de cebolla funcionan bien para proteger a las plantas de ciertos hongos e insectos. Para ello, mezcla 100 gr. de cáscaras de cebolla con 4 tazas de agua y deja reposar durante 7 días en un recipiente hermético. Antes de utilizar este concentrado, asegúrate de diluirlo con 10 partes de agua.

Prevenir calambres en las pantorrillas

El caldo de piel de cebolla es una forma natural de prevenir calambres en las pantorrillas. Para ello, hierve un puñado de pieles de cebolla en agua durante 10-20 min. a una temperatura baja. Cuela las pieles y bebe una taza todos los días antes de ir a dormir. Al despertar notarás que los dolorosos calambres son cosa del pasado.

Teñir el cabello de forma natural

Las pieles de cebolla sirven para dar a nuestro pelo un hermoso tono cobrizo. Para ello, hervimos un puñado de pieles de cebolla en agua, durante 5 minutos y con la tapa puesta. Después de haber dejado que se enfríe, colamos las pieles. Para teñir el cabello, primero lo lavamos de forma normal y después enjuagamos con el líquido de las pieles de cebolla. Dejaremos que actúe durante unos minutos y enjuagamos. Si se desea un color más fuerte, repetir el enjuague por segunda vez.

Par aromatizado

Flickr/ Nikchick

Flickr/ Nikchick

Dependiendo de la intensidad del sabor que deseemos, reemplazaremos del 1 al 5% de harina por pieles de cebolla secas.

Una ingeniosa manera de cortar la cebolla

Si retiramos la capa de piel de la cebolla y no la cortamos, podremos utilizarla para agarrarla en la distancia, para un corte más rápido y seguro.

Vía: Hefty, LifeHacker, traducción y adaptación por La Voz del Muro.

Publicado en Hogar