Esta preciosa niña es toda una bromista y ni siquiera ha aprendido a hablar todavía. Lo cierto es que, en pocos días, la escena protagonizada por la pequeña y su padre ha conseguido robar el corazón a más de 25 millones de usuarios a través de Facebook y Youtube.

La escena comienza con el padre cortándole las uñas a su hija con mucho cuidado. Parece como si la pequeña se percatase del nerviosismo de su progenitor, por lo que decide sorprenderlo con un movimiento a modo de susto.

El papá se asusta creyendo porque piensa que puede haberle causado algún daño a la niña, pero parece que solo se trata de una reacción instintiva del bebé. Así ambos encuentran una manera de divertirse, pues repiten la escena varias veces sin poder dejar de reírse.

Fuente: Pri-Fla-E-Marcelinha Dos Santos Iwama

Publicado en Familia