La hora de dormir puede ser un suplicio para muchos bebés y por ende, para sus padres. Si has tenido suerte, tu hijo será tranquilo y poco “llorón”, de ser así disfrutarás de una paternidad más o menos relajada en muchos aspectos.

Pero, por muy tranquilo que sea tu hijo, hay veces que dice que no quiere dormirse, y no se duerme. Este problema tan común en los niños pequeños tiene solución. Hace algún tiempo os mostramos un truco que servía para que los niños dejasen de llorar, si lo combinamos con el que os vamos a contar a continuación tendremos bebés calmados y dormidos en un tiempo récord.

Porque nuestros hijos son nuestra debilidad y los queremos más que a nuestra propia vida, pero si nos dejan descansar un poco, mejor que mejor.

Este truco sirve para bebés y niños de todas las edades, y cuando digo de todas las edades hablo también de los adultos, porque si a mi me hacen eso, seguro que me duermo también en menos de 1 minuto.

Fuente: Newsner

Publicado en Familia