Voy al supermercado con mi lista de la compra escrita, para no pecar y comprar a lo loco, pero no sé por qué siempre olvido llevarme las bolsas de plástico.

Obligado por las circunstancias, termino comprando bolsas una y otra vez, hasta juntarme con un cajón lleno en casa. Cierto que las reutilizo como bolsas de basura, pero la verdad es que ocupan un espacio precioso en mi pequeña cocina.

Las bolsas de plástico arrugadas abultan muchísimo, pero por suerte he encontrado un sistema para crear un dispensador lowcost, con el que almacenar hasta 100 bolsas en muy poco espacio.
Lo mejor de todo es que es gratuito y no necesitarás usar ningún material para crearlo.

Gracias a este sistema de doblado y la impresionante cantidad de bolsas que tenía en casa, he conseguido realizar dos dispensadores. Uno que mantengo en mi cocina y otro que llevo en el coche, de esta forma no las olvidaré cuando vaya al supermercado.

Anímate y gana espacio con este estupendo truco.

Original: Life Hack: How to Store Plastic Bags

Publicado en Hogar