Después de años acumulando ropa, complementos y, sobre todo, zapatos, llega el punto en el que nuestro armario se desborda. Y es que si sois personas cuidadosas con el calzado, el lógico que queráis guardar vuestros pares favoritos como oro en paño.

Lo lógico es que cuando tenemos un gran número de pares de zapatos, sin contar con los del resto de la familia, nos hagamos con un mueble zapatero. Sin embargo, ¿no os ha pasado que cuando vais a comprar uno, todos os parecen exactamente iguales? Por eso, hoy queríamos mostraros cómo organizar vuestro calzado de una forma diferente y con mucho estilo.

La mejor parte de todas es que no tendréis que gastaros prácticamente nada, en comparación al precio que pudieran tener los muebles de almacenaje de zapatos, pues lo único que vais a necesitar es un tubo de PVC cortado en pedazos iguales, papel pintado, pegamento de PVC y algo de pintura.

Un fantástico proyecto de DIY que te hará renunciar a la idea de tener que deshacerte de esos pares por los que sientes tanta nostalgia. No pierdas detalle alguno porque es muy sencillo:

Compra un tubo largo de PVC y pide que te lo corten en tantos pedazos como pares de zapatos desees almacenar. En el ejemplo de las fotos utilizaron uno modelo de 25 cm de diámetro, aunque también puedes encontrarlos más grandes

zapatero_1

Una vez los tengas en casa, primero lava cada una de las piezas y después, con un papel de lija, lima la aspereza de cada uno de los bordes. Para simular que los tubos pareciesen troncos, primero pintaron los bordes de color marrón con pintura acrílica

zapatero_2
Esta pintura es de fácil raspado, por lo que si quieres que se adhiera mejor el color, asegúrate de utilizar una buena imprimación de adherencia antes de aplicar la pintura.

Después se utilizó un papel pintado que simula la corteza de abedul y se colocó dejando unos 3 cm en cada borde. Recordad que para pegar un tubo a otro también debéis dejar ese espacio sin papel, coincidiendo con la zona donde deberéis aplicar el pegamento para PVC. Pega los tubos en hileras y utiliza pinzas o abrazaderas para que el pegamento se fije como es debido, dejándolo secar durante la noche.

zapatero_3

Apila las 3 hileras, una encima de la otra, y empieza a disfrutar de tus zapatos de una nueva manera

zapatero_4

Para los zapatos más grandes utiliza un tubo por cada zapato, mientras que para los pares más pequeños podrás utilizar un tubo por cada par

zapatero_5

Recuerda que puedes ponerle el papel pintado que desees, acorde con la decoración del lugar en el que vayas a ubicarlo

zapatero_6

¿A qué esperas para ponerte manos a la obra?

zapatero_7

Fuente: homestoriesatoz, traducción y adaptación elaborada por La Voz del Muro.

Publicado en Hogar