¿Vas a montar una fiesta sorpresa y no tienes ayuda para colocar la decoración? Si es así y has comprado globos… estás en apuros. Y es que hinchar tu solo 20, 50 o 100 globos, puede acabar contigo. Literalmente. 

Cuando tomamos mucho aire para insuflar un globo, paradójicamente, no podemos reponer el oxígeno que necesitamos. De esta forma, aumenta el dióxido de carbono en sangre y las arterias se contraen, dejando al cerebro privado de “combustible”, mareándonos irremediablemente. 

Para evitarlo, podemos fabricar una bomba casera con la que hinchar todos los globos que queramos, sin marearnos ni gastar nada de dinero. 

Necesitarás

  • Una botella de plástico
  • Un globo
  • Unas tijeras

Con este sencillo truco, hinchar globos nunca volverá a ser un problema

Publicado en Hogar