Uno se imagina la Italia del Renacimiento con muchos europeos vestidos en ropas elegantes entre obras de Da Vinci y Miguel Ángel. Lo que uno definitivamente no se imagina es The Walking Dead versión siglo XV. En 1494 se dio uno de los peores brotes de sífilis registrados en la Historia; sin los avances de la medicina moderna, esta enfermedad se manifestaba de manera potente en los infectados, haciendo que la piel de su cara, pies, ojos y narices se cayera poco a poco en pedazos.

Sin mencionar que los labios y los genitales eran completamente destruidos de forma muy dolorosa y los enfermos tardaban meses en morir. Durante los años siguientes a este brote, era común ver a personas con la cara carcomida hasta el hueso, paseando por las calles de la Italia renacentista.

Publicado en Insólito
Fuentes consultadas:
http://planetamisterio.net/blog/planetamisterio/