(Recomiendo poner el video con el sonido del tren durante la lectura, dejo el link por si se cae en la página, gracias por visitar; https://www.youtube.com/watch?v=J2yi79KtCb8)

Entonces amor mío, entonces,

desde tu ventana la imagen,

a cada instante cambió

y de cada imagen que pasaba

yo en la primera estaba.

Partía entonces el veloz vagón

y te había tragado para no devolverte.

Para mí en cambio,

la imagen nunca cambió

pues ante mis ojos

fuiste la primera y la última.

Yo fui el primero entonces,

mas no el último,

y se fue el vagón

y todo cambió.

Allá vas mi amor,

sin gritar auxilio.

Por tu cuenta te exiliaste

y cada imagen cambiaste.

Más que hacer no tengo,

mi corazón hecho trizas

en una maleta te lo llevas,

pero la última imagen

no me pertenece.

Ahí va la serpiente

lanzando humo

y en la humareda

una sonrisa en el firmamento.

Me dolió la sonrisa

pues era yo la primera imagen

y el humo se burló

pues no sería yo la última…

Y ahí te vas monstruo ingrato,

a mi amor te llevas

en este andén

como el primero me dejas.

Como el primero fui entonces

e idénticas mis imágenes fueron,

al igual que en un principio,

y otro humo fue la última tuya quizás.

O tal vez el último fui también

pero tras mi último vidrio,

aún estas ahí, sobre mi cajón,

como mi última imagen

aunque en la serpiente te marcharas

y para siempre me olvidaras…

…en un relicario tu imagen me llevo,

para nunca jamás alejarte de nuevo.

Publicado en Relatos
Fuentes consultadas:
https://www.youtube.com/watch?v=y4OxsXYIFcA