Las grandes ciudades suelen estar llenas de monumentos que visitar, cosas que hacer y gente que conocer. Para ir de visita o de vacaciones son un destino genial, pero la gente que vive en ellas, a veces no les suele parecer tan genial.

Una ciudad del tamaño de Londres, Nueva York o Pekín tiene tal cantidad de habitantes que cualquier actividad puede pasar de divertida a agobiante en tan solo un momento.

Los transportes públicos son la mejor forma de realizar nuestros itinerarios en grandes ciudades. Autobús, metro o tranvía nos sirven para movernos de un lado a otro de una manera rápida y barata.

El problema es que estos servicios tienen un capacidad limitada y utilizarlo en horas punta se puede convertir en el mayor de los suplicios.

Si hacéis un poco de memoria, recordaréis aquella vez que os mostramos la afluencia de pasajeros en el metro de Tokyo y la técnica que utilizaban para poder entrar todos en un vagón.

Aquí no cabe ni un alfiler

Esta es la estación central de Pekín, y aquí no cabe ni un alfiler

Hoy os traemos unas imágenes y un vídeo del metro de Pekín en hora punta. Os aseguramos que no tienen nada que “envidiar” a los japoneses en este aspecto.

Las imágenes agobian con tan solo verlas, pero es que tenemos que tener en cuenta que la capital china es una de las ciudades con mayor población del mundo, alcanzando los 21,5 millones de habitantes.

Os animo a ver el vídeo, si no os estresáis tan solo con las imágenes, es que estáis hecho para vivir en grandes ciudades.

Fuente: BeijingCream, artículo por La voz del muro

Publicado en Insólito