Me encantan las artes marciales. Creo que todos los niños deberían practicar alguna modalidad, ya que, desde muy pequeños, enseñan unos valores, una disciplina y un respeto por los demás que creo muy importante asimilar a temprana edad. También es un ejercicio muy sano y una manera efectiva de despegarlos un poco del ordenador, que nunca viene mal.

niño examen taekwondo

Aquí vemos al pequeño en una “temible” posición de defensa.

Además, si les dices al 90% de los niños que los vas a apuntar a Karate, Taekwondo o Kung fu te mirarán con los ojos abiertos como platos y estarán deseando que llegue el día siguiente para ir a clase.

Como he dicho antes, las artes marciales traen muchos beneficios a cualquier persona, pero para los más pequeños especialmente. Aprenden a relacionarse con sus compañeros, a respetarlos y a esforzarse por superarse a si mismos. Esto último tiene mucho que ver con el vídeo que vamos a ver a continuación.

En él, un pequeño, más bien pequeñísimo practicante de Taekwondo (tan solo tiene 3 años) en su primer examen para obtener el cinturón blanco de esta disciplina. Es realmente tierno ver al chiquillo siguiendo las instrucciones de su maestro y como, al final, consigue realizar el ejercicio, recibe su cinturón y se emociona. Este vídeo fue grabado en el Gimnasio Peak Taekwondo de California y en solo 1 día ya ha dado la vuelta al mundo.

Fuente: ChildrenVids

 

Publicado en Familia