Inspirada en hechos verídicos, esta ácida e irónica crítica al departamento de defensa estadounidense, y a las armas en general, relata en clave de comedia como se puede manipular el sistema para forrarse. Si bien del director de Resacón en Las Vegas podríamos esperar algo más distendido y con muchas más risas, en esta ocasión su intención es transmitir un mensaje, que por momentos se diluye, y que resulta más interesante por lo que cuenta que por el modo de hacerlo. Sus dos actores protagonistas cumplen sin problemas, aunque el carisma de Jonah Hill pasa por encima de un Miles Teller que en ocasiones parece perdido.

Mi puntuación: 5/10
Publicado en Sin categoría
Fuentes consultadas:
http://cinedepatio.blogspot.com.es/2017/01/juego-de-armas.html