El Festival de la Carne de perro Yulin, sí habéis leído bien, ha ganado una gran cantidad de prensa negativa en las últimas semanas. Girando en torno al consumo de carne de perro, este Festival se originó en 2010, como una forma de promover el comercio de carne de perro en China. Aunque las actitudes culturales en este aspecto están cambiando tanto en este país, como en toda Asia, el festival ha terminado celebrándose a pesar de la creciente indignación internacional.

Sin duda, para las personas que amamos y apreciamos a nuestros perros, la idea de un festival dedicado a la masacre en masa y el consumo de carne de perro resulta absolutamente repugnante. Creemos que los perros deben ser tratados como miembros de nuestras familias y proporcionarles el debido cuidado y respeto que viene de la mano con este estatus.

Sin embargo, en Nepal existe un festival que representa la cara inversa de la moneda, que tiene como objetivo celebrar las cosas tan maravillosas que hacen los perros por todos nosotros.

El Festival de Tihar es un evento de cinco días que se lleva a cabo en otoño, como parte de la celebración hindú del Diwali o Festival de las Luces. Es de gran importancia, ya que muestra reverencia no solo a los seres humanos y a los dioses, sino también a los animales como el cuervo, la vaca y el perro, y la intensa relación que mantienen con los seres humanos. En Nepal, el segundo día del festival recibe el nombre de Kukur Tihar, y está dedicado exclusivamente a los perros.

Yudhisthira y su perro ante Indra, dios de los cielos.

Yudhisthira y su perro ante Indra, dios de los cielos.

El origen del Kukur Tihar se remonta miles de años atrás, cuando murió Yudhisthira, un príncipe que ascendió a los cielos acompañado de su perro. Justo antes de entrar se toparon con Indra, el dios de los cielos, quien le pidió que abandonase al animal. Yudhisthira se negó rotundamente, incluso prefiriendo quedarse fuera del paraíso celestial, con tal de permanecer junto a su fiel compañero, quien no lo había abandonado en los momentos más difíciles de su vida. Finalmente estos argumentos convencieron a Indra y los dejó entrar a ambos, convirtiendo incluso al perro en un dios.

En el Festival de Thiar, los perros son adorados como representaciones del dios hindú Bhairav

festival_perros_1

Son adornados con guirnaldas de flores, en señal de respeto hacia la hermosa relación que comparten los seres humanos y los perros

festival_perros_2

Las marcas rojas en la frente del animal significan que es un animal sagrado

festival_perros_3

Además de todos estos adornos, durante ese día los perros reciben infinidad de golosinas y toda clase de comidas deliciosas

festival_perros_4

Eso sí que es un cachorro sagrado feliz

festival_perros_5

No sé qué pensaréis vosotros, pero un festival dedicado al amor y respeto por nuestros cachorros suena genial

festival_perros_6

Recordad que no tenéis que vivir en Nepal para participar en este festival. Podéis celebrar la grandeza de vuestro perro todos los días solo por ser nuestro amigo más fiel y cariñoso. Además, si quisierais obsequiarles con un collar de flores, no creo que fuesen a protestar

festival_perros_7

Fuente: onegreenplanet

Publicado en Animales