Muchos padres en potencia piensan en la adopción (o acogida) como una alternativa a tener hijos. Y aunque es una forma muy bonita de ayudar y de formar una familia, hay que pararse a pensar en que en muchos casos la adopción no es fácil para los pequeños y por tanto para los padres. El padre que adopta debe saber que no está comprando un producto que devolver si sale defectuoso. Es padre igual que un padre biológico y debe pensar y sentir como tal.

Un niño que ha sido retirado de su familia no ha pasado por una buena experiencia, quizá tú nunca hayas pasado una experiencia tan mala en toda tu vida como la de uno de estos pequeños. Por eso tienen que sentirse queridos, donde el amor forma parte de un proceso que refuerce los lazos de confianza que perdieron.

Este corto trata sobre los sentimientos de una joven arrebatada de su vivienda y depositada de casa en casa de adopción.

Sería imposible comprender plenamente la vida y las emociones de un niño, pero esta corto retrata de forma muy poética, los sentimientos de ira, tristeza y esperanza.

Original: reMoved

Publicado en Miscelánea