El Imperio Romano extendió su cultura, influencia y poder por todo el MediterráneoMare Nostrum-, incluyendo Inglaterra –Britannia en latín, que así era como era conocida la Isla en tiempos del emperador Trajano- y prácticamente todos los territorios circundantes al Mar Negro, Rojo y Caspio. Por tanto, no es de extrañar que, aún hoy, perduren sus maravillosos vestigios. Sin duda alguna, se trata de una de las mayores civilizaciones que ha conocido la historia ya que, además de las monumentales construcciones que levantaron, establecieron las bases de nuestra sociedad actual.

Y es que después de habernos adentrado en los secretos de los moáis de la Isla de Pascua, y conocer cuáles fueron los 5 descubrimientos arqueológicos que marcaron un antes y un después, no podíamos dejar pasar la oportunidad de conocer una de las joyas arquitectónicas más hermosas del Imperio Romano. Ya sabemos que sus ciudades estaban esparcidas por todo el imperio, a cada cual más impresionante, pero no hemos podido evitar fijarnos en una que, sin duda alguna, sobresale por ser la más hermosa de todo el Norte de África.

Me refiero a las colosales ruinas de la ciudad colonial de Timgad, un tesoro arquitectónico situado en el actual Argelia, fundada por el emperador Trajano en torno al año 100 de nuestra era, conocida oficialmente como Colonia Marciana Trajana Thamugas, aunque vulgarmente se hablaba de ella como Timgad o Thamugadi. Veámosla un poco más de cerca:

Se trata de un ejemplo perfecto del urbanismo romano, con su cuadrícula y su plano ortogonal cruzado por el cardo y el decumanus, las dos vías perpendiculares que atravesaban la ciudad

ruinas_romanas_argelia_1
En el sector de intersección de las dos vías se localizaba el foro, y en su entorno los templos, la basílica y la curia. La forma de las manzanas y la traza de las calles es perfectamente regular.

Del complejo urbano se ha conservado el arco del triunfo, de 12 metros de altura y mandado levantar por Trajano en el siglo II d.C., una evidencia indiscutible de la importancia que ostentó algún día la ciudad

ruinas_romanas_argelia_2
Aunque originalmente fue pensada para albergar una población de unos 15.000 habitantes, la ciudad pronto sobrepasaría este número, creciendo más allá del plano ortogonal de una forma menos organizada, urbanísticamente hablando.

La ciudad fue fundada principalmente como colonia militar, sobre todo como bastión contra los bereberes de las montañas Aurès

Roman city, Djemila
En un principio la población estaba compuesta mayormente por los veteranos partos del ejército romano, a los que se les concedieron numerosas tierras como recompensa por sus años de servicio. Los partos descendían de una tribu escita que, tras haber conquistado la provincia persa de Partia en nombre de los romanos, adoptaron ese nombre.

La ciudad se convirtió en un centro de actividad cristiana durante el siglo III d.C. Un siglo más tarde llegaría a ser uno de los enclaves del movimiento de los donatistas -movimiento religioso cristiano que tuvo su origen en Argelia en el s.IV-.

ruinas_romanas_argelia_4
En el siglo V los vándalos saquearon la ciudad y en el año 535, con la llegada del general bizantino Salomón, entraría a formar parte del Imperio Bizantino. Tras la derrota contra los árabes de Gregorius -gobernador de africano- en el año 647, la ciudad cayó en declive.

Los restos de Timgad fueron descubiertos bajo las arenas del desierto septentrional de Argelia en 1881, a unos 35 kilómetros de la ciudad de Batna. Desde entonces se realizan excavaciones arqueológicas

ruinas_romanas_argelia_5
El lugar cuenta con un museo que expone colecciones procedentes de las investigaciones realizadas en el yacimiento arqueológico. En 1982, Timgad fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Fuentes: imgur, boomsbeat, wikipedia

Publicado en Cultura y ocio