La electricidad es, junto con el fuego y la invención de la rueda, uno de lo mayores descubrimientos de la historia de la humanidad. Gracias a grandes pioneros como Benjamin Franklin, Nikola Tesla o Michael Faraday, entre otros, podemos disfrutar de los avances tecnológicos actuales.

Hoy en día, se nos hace casi imposible imaginar una existencia sin electricidad. Miremos donde miremos todos los aparatos funcionan con esta fuente de energía. Pero hubo un tiempo donde todo aparato mecánico era accionado por tracción animal o bien aprovechando las fuerzas de la naturaleza. Inventos que hoy nos parecen un tanto rudimentarios, pero que cubrían perfectamente las necesidades de nuestros antepasados.

Uno de los más famoso es la noria de agua. Aprovechando la fuerza de la corriente del río nuestros tatarabuelos eran capaces de poner en marcha diversas máquinas que, de otro modo, les costaría mucho esfuerzo accionar.

bomba de agua en espiral

Hoy os traemos una versión 2.0 de este invento. Se trata de una bomba de agua en espiral. Con un funcionamiento igual de sencillo que el de una noria, es capaz de extraer agua del río y llenar una alberca sin necesidad de ninguna bomba eléctrica.

A continuación os dejamos un video para que veáis como funciona este invento. Su fabricación es bastante sencilla y, en caso de necesitar una, no tendréis demasiados problemas en conseguir los materiales necesarios.

Fuente: Milan Vitéz, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Verde