No puede ser la exprersión de una parcialidad, ni mucho menos de una individualidad.

Esto es lo que realmente está ocurriendo. Por lo tanto no afecta ni afectara el ordenamiento juridico de la nación. Es una asamlea donde unos venezolanos, engañados por su propia gente asisten, tal vez con las mejores intencionesm, tratando de aportar lo que creen justo para solucionar la crisis creada por el lider subremo y sus correligionarios, que fueron incapaces de advertirle sobre la presencia del precipicio hacia el que nos estaba conduciendo. Caimos al precipicio cuyas características estamos sufriendo todos los venezolanos, todos incluidos. Nadie se escapa de sus funestas consecuencias. Todos nos preguntamos como es posible si sufren como nosotros, muchos de ellos siguen apoyando el llamado proceso. No es f{ácil la respuesta, si tomamos en cuenta que nuestra historia esta plagada de caudillos que arrastraron tras de si a unas densas capas de la población que vieron en ellos una esperanza. Boves fue uno de esos caudillosñ y entre nuesatros ilustres soldados de la ´Patria, interesados en el PODER por el poder mismo, abundan los responsables de que la República jamás haya sido una finalidad de su accionar político. El régimen actual no es la excepcoión de tal irresponsabilidad historica, sino la continuidad del caudillismo décimonónico-. Ellos

Publicado en Cultura y ocio