Su nombre es McKamey Manor –algo así como la Finca McKamey– y si hoy os hablamos de esta atracción no es porque nos gustaría ir, tenlo por seguro, sino por ser uno de los lugares más terroríficos del mundo.

Su activada roza la legalidad, es más, a los que van a entrar, además de obligarles a reconocer que tienen más de 18 años, no padecen del corazón y no están embarazados, deben eximir de toda responsabilidad a la empresa organizadora. Durante 3 intensas y largas horas, los clientes deseosos de probar experiencias límite van a experimentar una de las sensaciones más desagradables e inolvidables de todas su vidas. ¿Cómo? Serán cubiertos de sangre falsa, golpeados, humillados, se les gritará al oído, se les empujará, golpeará, etc.

Solo se cancela una visita cuando alguien muestra signos de estar afixiándose o se encuentra en estado de shock.

¿Y quién iba a querer pasar por todo esto voluntariamente? En el mundo hay gente para todo, y si tú eres una de ellas, la McKamey Manor te espera en San Diego, California.

Si aun piensas que hemos exagerado, te mostramos un video con las pruebas. Aunque todo es falso, puede herir la sensibilidad del espectador.

Original: McKameyManor

Publicado en Cultura y ocio