Avisamos de que el anuncio es duro, como casi todos los de tráfico, pero éste especialmente te corta el aliento. Producido en Irlanda, uno de los países donde existe un alto consumo de alcohol y con un alto número de infracciones por superar el límite de velocidad, han aprovechado la dureza de las imágenes para concienciar a la gente sobre los peligros de superar el límite de velocidad.

Haciendo una analogía entre todos los accidentes en Irlanda desde el 2000 donde han fallecido niños y una clase de un colegio, el anuncio es realmente impactante. Pero la crudeza en este tipo de anuncios está completamente justificada.

Original: DOE RoadSafety

Publicado en Miscelánea