Aunque muchas acciones altruistas son llevadas a cabo por grandes empresas, no hay que restarles mérito por ello, como en el caso de esta aerolínea que tuvo una estupenda idea para alegrar las pasadas navidades a todo un pueblo pobre.

En éste, un misterioso trineo azul apareció en medio de sus calles. Cuando la gente subía hasta él encontraban una pantalla que activaba una videoconferencia directa con el mismísimo Papa Noel, al que los vecinos pidieron aquellas cosas que más deseaban o necesitaba. Lo mejor de todo es que el altruismo no iba dirigido solamente a los más pequeños, sino también a los adultos, pidiendo cosas necesarias para su día a día y lejos de su alcance, como un motor, un caballo o una lavadora.

Un grupo formado por varias decenas de “pajes” se pusieron en marcha para conseguir todo lo que necesitaban, y así tenerlo listo al día siguiente. La entrega fue conmovedora, convirtiendo esas Navidades en unas que no olvidarán jamás.

Original: West Jet

Publicado en Miscelánea