Aunque la sociedad admite cada día nuevos modelos de belleza y existe un amplio movimiento de refuerzo positivo e impulso de la autoestima individual, continuamos siendo nuestros peores enemigos.

Puede que el exigente mundo de la moda ejerza demasiada presión sobre nuestras mediatizadas conciencias, o que simplemente, tengamos problemas para querernos tal y como somos, pero lo cierto es que a la hora de mirarnos al espejo, seguimos sacándonos miles de defectos.

Demasiados kilos, poco pecho, arrugas, celulitis, estrías, manchas… estos y otros tantos rasgos que nos hacen únicos. Porque, nuestros defectos son parte de nuestra identidad, y motivo de orgullo en muchas ocasiones.

Esta es la poderosa lección que podemos aprender de la inspiradora historia que la fotógrafa Victoria Caroline ha compartido en sus redes sociales.

Todo comenzó cuando la artista fue contratada por una mujer madura para realizar una sesión de fotografías Boudoir con la que sorprender a su marido. Este tipo de sesiones se caracterizan por un sutil erotismo en el que la mujer suele posar en lencería.

retoque digital 1

La mujer usaba una talla 46 y había sido madre en varias ocasiones, pero aun así se mostró arrebatadora en la sesión, divertida y muy segura de si misma. La fotógrafa quedó muy satisfecha con el resultado, sin embargo la clienta le hizo un último requerimiento.

“Al terminar me miró a los ojos y me dijo, quiero que utilices Photoshop para eliminar todas mis marcas rojas, toda mi grasa, todas mis estrías y arrugas…”

Victoria hizo honor a los deseos de su clienta y le entregó un book con todo el trabajo, con el que ella se mostró encantada. Sin embargo, meses más tarde recibió un inesperado correo electrónico de su marido, el cual ha compartido recientemente en Facebook.

“Cuando mi mujer me dio el álbum y lo abrí, se me hundió el corazón”

“Se nota que las fotografías son un trabajo hermoso y obra de un fotógrafo con mucho talento… pero… no son de mi esposa. Usted ha hecho que cada uno de sus defectos desaparezcan, y aunque estoy seguro de que eso es exactamente lo que ella le pidió que hiciera… al borrarlos se fueron también las marcas que atestiguan nuestra vida juntos”.

retoque digital 3

“Cuando borró las estrías, se llevó la prueba de vida de nuestros hijos. Al quitar sus arrugas, las marcas de expresión de las risas y preocupaciones que hemos pasado juntos durante estas dos décadas. Cuando le quitó la celulitis, los momentos en que ha cocinado y cuidado de nosotros”.

retoque digital 4

“Fue al ver esas imágenes irreales, cuando me di cuenta de que, sinceremanete, no le digo a menudo lo mucho que la amo y adoro como es, con todos sus defectos. Ciertamente lo escucha tan poco que, ella ha creido que estas imágenes con Photoshop son realmente lo que yo quería y necesitaba ver. Sinceramente, debo hacerlo mejor, y para el resto de nuestros días celebrar cada imperfección. Gracias por el recordatorio. “

retoque digital 5

Este extraordinario email, no sólo cambió la vida en común de esta pareja, sino el trabajo de la fotógrafa, quien anima a todas sus clientas a rechazar el retoque digital, pues todas y cada una de ellas son bellas y únicas.

Fuente: Facebook/ Victoria Caroline Vía: littlethings.com

Publicado en Miscelánea