En La voz del muro hemos visto que los gatos y los perros no se llevan tan bien como algunos pueden llegar a pensar, discutiendo constantemente por la propiedad y la atención de sus dueños. Sin embargo, también hemos sido testigos de imágenes que demuestran el cariño que los dos animales domésticos por excelencia se profesan.

Lo que está claro es que los animales que conoceremos hoy podrían enseñarnos mucho sobre la compasión y la capacidad de adaptación, sobre todo cuando se trata de dos especies consideradas como incompatibles entre sí.

Hoy veremos una enternecedora historia entre un perro y un gato abandonados desde que eran muy pequeños, que no tardaron en hacerse inseparables, unidos por las símiles vivencias por las que han tenido que pasar. Sus imágenes están dando la vuelta al mundo por un buen motivo: son la pareja más tierna que hemos visto en mucho tiempo, a pesar de sus diferencias.

Este es Chip, un precioso Chihuahua de 5 semanas, abandonado por su familia humana tras darse cuenta de que no podía hacerse cargo de un perro tan joven

perro_gato_3

Os presento a Adele, una gatita abandonada por su familia felina a las 4 semanas de edad

perro_gato_4

Ninguno de ellos hubiera tenido muchas posibilidades de sobrevivir si no hubiera sido por Operation Kindness, un refugio para animales en Dallas (EEUU), entre cuyas funciones se incluyen el cuidado de gatos y perros sin hogar hasta que sean adoptados por personas verdaderamente responsables

perro_gato_5

Debido a que en el refugio no disponían de los recursos alimenticios suficientes para animales tan jóvenes, la acogida familiar temporal era la única opción hasta que la pareja pudiese regresar nuevamente a la protectora

perro_gato_6

Desde que llegaron, el personal del refugio decidió emparejarlos en la misma casa

perro_gato_7

Ese mismo día, fue cuando la vida de ambos cambió para siempre

perro_gato_8

Después de haberse conocido durante unos días, Chip y Adele parecían estar unidos por la cadera

perro_gato_9

Según su madre adoptiva, Natalie Buxton, cuando se encontraron, “la extraña pareja se unió al instante y se hicieron verdaderos amigos”. Sus personalidades y sus instintos animales no podían ser más diferentes, pero quizá ese sea el motivo de por qué se llevan tan bien

perro_gato_10

Chip es un perrito dulce, relajado y muy mimoso

perro_gato_11

Mientras que Adele es mucho más energética e hiperactiva

perro_gato_12

Pero ambos se compenetran bastante bien…

perro_gato_13

…tanto que no pueden dormir separados el uno del otro

perro_gato_14

De hecho, cuando tengan la edad suficiente para ser esterilizados, serán puestos en adopción como una pareja inseparable, es decir, que tendrán que adoptarse a estos dos preciosos animales al mismo tiempo

perro_gato_15

Una fotógrafa local, que también es voluntaria en el refugio, tomó unas cuantas fotografías maravillosas de la pareja, a fin de prepararlos para su adopción en unas semanas

perro_gato_16

Estamos convencidos de que estas imágenes serán de gran ayuda para obtener unos padres ejemplares que los adopten rápidamente

perro_gato_17

De momento, la amistad entre Chip y Adele sigue siendo muy documentada a través de Youtube y Facebook, donde acumulan más de 60.000 seguidores

perro_gato_18

Ni qué decir tiene que ambos encontrarán un hogar muy pronto, y todo gracias a la increíble labor de Operation Kindness, que ayuda a más de 4.000 perros y gatos todos los años

perro_gato_19

Fuente: twentytwowords, Chip & Adele

Aquí te dejamos uno de los miles de momentos que han compartido esta extraña, pero hermosa pareja

Publicado en Animales