Cuando estuve en Italia, me quedé prendado de uno de sus dulces más típicos, la torta della nonna o, en español, tarta de la abuela. Una receta tradicional atemporal y que me dispongo a enseñaros a hacer a continuación.

Con esta tarta no solo conseguiréis traer un pequeño pedazo de la maravillosa gastronomía italiana a vuestros hogares, sino tener siempre a mano un dulce perfecto para cualquier ocasión y que, además, a los niños les encantará.

Tomad nota porque esto es lo que vais a necesitar:

Ingredientes

Para la crema

  • 750 ml. de leche
  •  Cáscara de limón
  •  3 huevos
  •  6 cucharadas de azúcar
  •  6 cucharadas de harina

Para la masa

  •  3 huevos
  •  150 gr. de azúcar
  •  120 ml. de aceite de girasol
  •  1/2 cucharada de levadura
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  •  500 gr. de harina

Para adornar

  •  40 gr. de piñones
  •  Azúcar glass

Una vez que hayáis reunido todos los ingredientes, pongámonos manos a la obra:

Comenzaremos preparando la crema. Para ello ponemos un cazo la leche con la cáscara de limón

Ponemos a calentar la leche y, mientras, en otra olla mezclamos 3 huevos, agregamos las 6 cucharadas de azúcar y las 6 de harina tamizada

Mezclamos bien y, cuando quede sin grumos, añadimos la leche caliente, después de haber sacado previamente la cáscara de limón. Después ponemos todo al fuego durante unos 5 min. o hasta que la crema no esté demasiado densa. Después retiramos del fuego, cubrimos la olla con papel film y dejamos reposar

Comenzamos con la masa: En un bol mezclamos los 3 huevos, 150 gr. de azúcar, 120 ml. de aceite de girasol, la levadura y el extracto de vainilla. Removemos bien todo y después agregamos los 500 gr. de harina poco a poco. Sacamos la masa del bol y nos preparamos para amasar

Enharinamos el molde y, con ayuda de un rodillo o similar, estiramos la mitad de la masa. Podemos poner un papel de horno debajo para facilitar el trabajo

Ponemos la masa estirada en el molde y cortamos la parte sobrante con un cuchillo. Después vertemos la crema dentro

A continuación estiramos el resto de la masa y tapamos la tarta, aplastando bien los bordes para sellarla, y hacemos unos cuantos agujeros con el tenedor por toda la superficie

Antes de meter la tarta en el horno, espolvoreamos por su superficie los piñones. Después horneamos 45 min. a 170ºC. Aún así, es conveniente echarle un vistazo de vez en cuando, pues ya sabéis que cada horno es un mundo

Fatto in casa da Benedetta

Fatto in casa da Benedetta

Cuando la tarta se haya enfriado por completo, espolvoreamos el azúcar glas por toda la superficie y listo. ¡Bon appétit!

A continuación os dejamos el vídeo donde podréis ver todo el proceso completo, a fin de despejar las posibles dudas que hayan ido surgiéndoos 😉

Vía: Fatto in casa da Benedetta

Publicado en Cocina