Las responsabilidades nos hacen estresar, y estar sometido a una situación de estrés constante te mantiene alerta todo el día. Un trabajo que te asfixia es insostenible a largo plazo, sea como sea tu situación económica. Puedes compaginarlo con tu vida durante unos meses, pero si lo mantienes, a tu cuerpo le ocurre lo mismo que a un motor cuando lleva una marcha por debajo de la que tiene que llevar. Probablemente acabará estropeándose o rompiéndose por algún lado.

Todo esto nos lleva a la pregunta de ¿eres feliz?. El trabajo es quizá el 50% de todos los factores que nos hacen estarlo o no. Hay quien pensará que determinadas personas no pueden ser felices con el trabajo que tienen, y sin embargo, creemos que otras con cargos importantes si lo son. Pero nada mas lejos de la realidad. Escuchar hablar de felicidad al “hombre de la basura” es una lección de vida.

Original: The Good Men Project

Publicado en Miscelánea