La arquitectura y el diseño buscan, cada vez más la funcionalidad  y el minimalismo estético. Los puentes son una gran oportunidad para que los diseñadores y arquitectos den rienda suelta a su creatividad.

En Inglaterra se encuentra el Gateshead Millenium Bridge. Este puente peatonal sirve para cruzar el río Tyne, y une Newcastle con Gateshead. Es una auténtica maravilla de la ingeniería, y os vamos a contar por qué.

Su aspecto es, de primeras, bastante curioso. En lugar de atravesar el río en linea recta, el Millenium Bridge tiene diseño de curva. Lejos de ser símplemente una forma caprichosa, su formato le permite ser el primer y único puente capaz de girar de esta forma.

Cuando los cilindros hidráulicos del Millenium Bridge se ponen en funcionamiento, su estructura gira sobre sí misma. De este modo permite que pasen barcos de hasta 25 m de altura por debajo de él.

Ideado y construido por los arquitectos de Wilkinson Eyre en 2002, su obra ha sido galardonada y premiada con multitud de premios de ingeniería y arquitectura.

Su aspecto en las fotos es bastante impresionante, pero os aseguramos que nada como verlo en vivo y en movimiento. Como no todos podemos desplazarnos hasta Newcastle para admirar esta fantástica construcción, aquí mismo os dejo un vídeo en el que vemos cómo funciona.

Fuente: ruta33, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Miscelánea