Internet está lleno de fotografías de “antes y después” que animan a perder peso rápido, con dietas milagros y poca cabeza. Lo que nunca encuentras por ahí es a alguien como Taryn Brumfitt, una mujer que propugna un cambio de imagen menos superficial y más profundo que incluso puede hacerte ganar peso. 

Como bien nos muestra Ulises en su reto de 6 meses, lo importante no es peder peso, sino adquirir un estilo de vida saludable que se mantenga en el tiempo y nos haga sentirnos bien con nosotros mismo.

Alcanzar esta meta es del todo imposible si antes no conocemos nuestro cuerpo, lo aceptamos y nos marcarnos metas realistas en consecuencia.

Y es que puedes ser alta o baja, delgado o fuerte, tener unos kilos de más o de menos, pero sea como sea debes de aprender a amarte a ti mismo. 

Nadie es perfecto y a veces estamos demasiado insatisfechos para darnos cuenta de que perseguimos prototipos irreales generados por programas de ordenador.

Somos nuestro peor enemigo y nuestro mayor crítico, aquel que delante del espejo no realza nuestras virtudes sino que se ensaña con nuestros defectos.

Taryn Brumfitt fue un día consciente de ello y decidió actuar en consecuencia. En primer lugar quiso descubrir si otras personas se sentían así, y para ello preguntó a más de 100 mujeres por su cuerpo. El resultado fue escalofriante, nadie se sentía satisfecha.

Entonces comprendió que todos los esfuerzos no valen la pena si antes no cambias tu forma de pensar.

Descubre el testimonio de Taryn Brumfitt, la mujer que abandonó el fitness para sentirse satisfecha consigo mismo.

Original: Trailer documental ‘Embrace’

Publicado en Miscelánea