Compartida en Facebook por la fotógrafa especializada en vida salvaje y especies del ártico Kerstin Langenberger, la imagen de esta osa polar desnutrida caminando por el hielo ha sido vista y compartida por millares de personas, ocasionando un revuelo mediático que ha abierto nuevamente el debate sobre el cambio climático.

oso_polar_cambio_climatico

Langenberger realizó la fotografía en las islas Svarlbard, entre Noruega y el Polo Norte, y la colgó en sus redes sociales junto a un mensaje en el que advierte del peligro que corren muchas especies del Ártico. La imagen se está convirtiendo en un motor de concienciación y en un icono sobre daño ocasionado al planeta por el cambio climático.

Sus palabras muestran la cruda realidad que se está viviendo en la zona, pese a que los expertos del archipiélago de Svalbard aseguran que la población de osos es estable. A continuación os dejamos con un extracto del testimonio que Langenberger adjuntaba con la imagen en las redes sociales:

Sí, he visto osos en buen estado, pero también he visto especies muertas o desnutridas. Osos que andan por las orillas buscando comida, intentando cazar alces, comiendo huevos de aves, musgo y algas, y me doy cuenta de que los osos nutridos son casi siempre machos.

Por el contrario, las hembras que dan a luz a sus crías son escasas. Con el deshielo del norte acaban por habitar en la tierra, donde no hay mucha comida. En el primer año, pierden a su primer cachorro. En el segundo año, pierden al segundo y último. Tan solo he visto una vez a una madre con un cachorro independiente.

No tengo datos científicos para probar mis observaciones, pero tengo ojos para ver y cerebro para sacar conclusiones. El cambio climático está afectando considerablemente al Ártico.

Y es que el aumento continuado de las temperaturas está obligando a numerosas especies a cambiar sus hábitos y a desarrollar nuevas estrategias para buscar alimentos, con el único fin de sobrevivir.

En un estudio publicado en la revista Nature Climate Change la pasada semana, se han llevado a cabo proyecciones de futuro para casi 13.000 especies de aquí a 2.100. Estos autores sostienen que el calentamiento de los océanos provocará grandes cambios en la distribución global de la biodiversidad marina, afectando así a los recursos pesqueros, aunque predicen que muchas de especies podrán adaptarse y sobrevivir. Sin embargo, las que viven en zonas tropicales o cerca de ellas son las que tienen más posibilidades de extinguirse.

El cambio climático no es el único agente que está condenando a numerosas especies a la extinción, sino que también contribuyen factores como la deforestación, la caza furtiva y la contaminación de mares y océanos.

Fuente: Facebook, Nature

Publicado en Animales