Aunque el ser humano siente predilección por las playas tropicales y los espacios abiertos, la Tierra está llena de lugares increíbles capaces de dejarte sin aliento y hacerte olvidar todos tus problemas.

Sus paisajes son tan extraordinarios que incluso los rincones más estrechos poseen una singular belleza, como por ejemplo la famosa garganta de Takachiho, un exuberante desfiladero situado en Japón que no puedes perderte.

Visita este pequeño paraje natural de colores extraños y formas angulosas que lo convierten en un lugar único y especial.

Cerca de Takachiho, en la prefectura de Miyazaki se encuentra la llamada Garganta de Takachiho.

garganta de Takachiho 11
Foto: Debs

Un estrecho cañón de piedra oscura de origen basáltico,

garganta de Takachiho 5

Foto: Tanaka

que posee un curioso corte natural en forma de prisma.

garganta de Takachiho 6
Foto: Tanaka

Una preciosa combinación de elementos y formas componen un paraje natural de gran belleza rodeado de la más exuberante vegetación.

garganta de Takachiho 4
Foto: Debs

Las carpas nadan a sus anchas en las aguas puras de la garganta de Takachiho.

garganta de Takachiho 9

Mientras los enamorados se juran amor eterno bajo la suave cascada que cae sobre el río color turquesa.

garganta de Takachiho 1
Foto: Tanaka

El desfiladero ofrece un precioso recorrido de 600 metros de longitud plagado de miles de cedros Chichibu de unos 800 años de antigüedad.

garganta de Takachiho 2Foto: Kobakou

Aunque puede visitarse a pie, deberás alquilar un bote para surcar sus preciosas aguas azules y verlo completo.

garganta de Takachiho 3Foto: Tanaka

Es la única forma de llegar hasta la preciosa cascada de 17 metros que posee al final del recorrido.

garganta de Takachiho 7
Foto: Tanaka

En primavera, flores de vivos colores adornan las pareces de los acantilados, mientras que en otoño, las hojas rojas y amarillas visten el lugar.

garganta de Takachiho 8

Takachiho es un lugar enigmático asociado a varios mitos y leyendas sobre la fundación de Japón, que podrás conocer si vistas el santuario Amanoiwato. La parte superior del desfiladero, Kunimigaoka, posee una excelente vista de la ciudad de Takachiho y las montañas que lo rodean.

Pero si el paisaje matutino no ha sido suficiente, por la noche puedes disfrutar de danza Yokagura, una mezcla de música sacra y baile tradicional dedicado a los dioses.

Y tú, ¿visitarías este lugar pequeño, único y especial o por el contrario preferirías conocer un paisaje más grande e impactante?

Fuente: 101lugaresincreibles.com

Publicado en Cultura y ocio