Hay muchas lecciones de vida que podemos aprender únicamente de los niños. Ellos nos enseñan a no tener miedo a formular preguntas, que las siestas y la merienda son una prioridad, o a expresar nuestros sentimientos desahogadamente y sin dejarnos nada dentro.

Por eso hay acciones que, por muy pequeñas que puedan parecer, solo por el hecho de haber salido de la fascinante mente de un niño, merecen ser contadas. Una acción convertida en un gesto de bondad que está inspirando a miles de personas en todo el mundo.

Daniel Medina es un padre de dos hijos de Wisconsin, Estados Unidos, y hace unos días compartió en Facebook un momento de orgullo paterno, después de que sus hijos le dieran una lección de bondad en toda regla. 

Una tarde, mientras viajaban con su padre en el coche, los niños, de 6 y 10 años de edad, divisaron por la ventanilla a un hombre que intentaba quitar, con cierta dificultad, la nieve acumulada en la entrada de tu casa. Este iba en silla de ruedas, por lo que la labor se le hacía aún más tediosa. 

Los niños no se lo pensaron dos veces antes de pedirle a su padre que parara el coche, pues querían ayudar a aquel hombre a retirar la nieve. Daniel, absorto pero sin caber dentro de su orgullo por el acto desinteresado de sus pequeños, aparcó el choche y todos se entregaron a la causa. Allí estuvieron durante 45 minutos, hasta que la entrada de la casa de aquel hombre quedó despejada. 

Al día siguiente, Daniel Medina publicaba en su perfil de Facebook: 

Momento de padre orgulloso. Iba conduciendo por la calle 60 Sur, cerca de la avenida Morgan, cuando mis dos hijos, de 10 y 6 años, me pidieron que detuviera el coche, pues acaban de ver a un hombre en silla de ruedas tratando de palear su esquina y querían ayudar. 

La publicación iba acompañada de la foto que recogía la altruista iniciativa de estos pequeños héroes, volviéndose viral en pocos días. Miles de personas han felicitado a Daniel por tener dos hijos con un corazón tan grande, así como la educación que él y su mujer les están dando.

Al principio os decía que hay muchas lecciones que podríamos aprender de los niños y esta, sin duda alguna, es uno de los mejores ejemplos.  

Publicado en Familia
Fuentes consultadas:
http://shareably.net/boys-help-shovel/