Todos intentamos trabajar duramente para que el día de mañana optemos a una pensión decente con la que poder pasar nuestra vejez sin ninguna preocupación.

Sin embargo, la crisis económica también ha dejado su huella en este aspecto en nuestro país. De hecho, en 2015 las cotizaciones volvieron a ser insuficientes para pagar las jubilaciones. Esto empujó al gobierno a recurrir a la ‘hucha de las pensiones’ por cuarto año consecutivo. De ahí que fueran congeladas o que las subidas sean prácticamente ridículas.

Bajo este marco contextual, queríamos mostraros la reacción de un anciano cuando se enteró de que le habían subido dos míseros euros en su subsidio. Como es obvio, comprendemos la indignación de este simpático abuelo, y no le quitamos en absoluto ni un ápice de razón, pero al igual que la mayoría de las miles de personas que han podido ver las imágenes en las redes sociales, no podemos evitar sonreír y tomárnoslo con humor. Después de todo, es de las cosas pocas que aún nos quedan…

Fuente: Facebook

Publicado en Miscelánea