Los animales nunca dejarán de sorprendernos. Al igual que nosotros podemos tomar represalias cuando nos hacen algo, hoy hemos descubierto que los perros también pueden llegar a ser bastante vengativos si se diera el caso. Y con razón.

En el vídeo de hoy veréis la divertida reacción de un boxer tras ser molestado por su humana, cuando este intentaba echarse la siesta tranquilamente en la playa. Y es que no hay nada más placentero que quedarte dormido escuchando el sonido del mar, si es que no llega alguien a fastidiarte.

Lo que está claro es que la protagonista del vídeo no se esperaba la reacción de su perro, pero toda paciencia tiene un límite.

No te pierdas este divertido momento y recuerda: no hagas lo que jamás te gustaría que te hicieran a ti -persona o animal-, o podrías terminar como la protagonista del vídeo: recibiendo tu merecido.

Publicado en Animales
Fuentes consultadas:
https://www.youtube.com/watch?v=c7DX2jGGF5I