Hemos visto muchas historias de rescate de animales y cada una tiene su factor especial que las hace tiernas y emotivas. La que os traemos hoy tiene todos los ingredientes para hacer que no se os olvide nunca y algunos más que os van a emocionar.

Casi todos los animales, cuando son crías, tienen ese aspecto de indefensión y ternura que despierta nuestro instinto protector. En el caso de los cervatillos, no sé por qué, ese instinto se multiplica por 2. Tal vez sea porque lo asociemos con la película de Disney Bambi y eso nos de más ganas de protegerlo.

La historia que os traemos hoy es sobre un rescate de uno de estos animales, que no pudo seguir el ritmo de su familia debido a una lesión en una de sus patas. Pudiera parecer una historia de rescate como cualquier otra, pero después de ver el vídeo os daréis cuenta de que no lo es.

Esta historia tiene perros, gatos, ciervos, lazos de amistad entre especies y un final feliz, aunque inesperado. En resumen, todo lo necesario para convertirse en una historia que recordaréis durante mucho tiempo.

Fuente: honeysada

Publicado en Animales