¿Sabías que de toda la cantidad que la Iglesia recauda por IRPF en España sólo da a Cáritas un 2,5%?

En nuestras declaraciones de impuestos anuales nos topamos con una casilla en la que si, en el caso de que sea a nuestro favor, queremos ofrecer parte de esa cantidad a la Iglesia para labores sociales. Pero ¿cuáles son esas labores?

Su mayor reclamo y justificación para que tachemos esa casilla es hacerlo en favor de Cáritas, confiando en que ésta haga buen uso de nuestro dinero utilizándolo con los que más lo necesitan. Nada más lejos de la realidad, y no por la ONG en sí, sino porque toda la cantidad va a parar directamente al Fondo Interdiocesano de la Conferencia Episcopal y es esta la que realiza el reparto.

Basándose en el presupuesto de la Conferencia Episcopal para el año 2013 la Iglesia repartió sólo 6 millones a  Cáritas de un total de 247. Como dato curioso a añadir, decir que el 70% de los ingresos de Cáritas provienen de financiación privada y laica.

Publicado en Miscelánea