A lo largo del día, nuestro cerebro procesa una cantidad exhorbitante de información. Una parte de estos estímulos son primordiales para la comprensión de lo que nos rodea pero, otra gran cantidad, no lo es tanto.

Nuestro cerebro tiene unas capacidades finitas y, con ayuda de la evolución, ha aprendido a optimizar sus recursos para que funcionen a pleno rendimiento con el mínimo esfuerzo.

Esto da lugar a que, en muchas ocasiones, tenga ciertas lagunas o fallos, que si bien no nos afectan a un nivel realmente importante, pueden ser aprovechados para “engañar” a nuestros sentidos de forma curiosa.

Uno de los casos más famosos, y que más ha dado que hablar, es el de la ilusión de la bailarina girando. Creada en 2003 por el diseñador Noboyuki Kayahara, la imagen sirve para que nos hagamos una simple pregunta: ¿en qué sentido gira la bailarina?

Spinning_Dancer

Una cuestión en principio sencilla, pero que no tiene una respuesta clara al no disponer de la información visual suficiente para que nuestro cerebro interprete la realidad.

¿Realidad o mito?

Existen muchas teorías sobre el significado del sentido en el que vemos girar la figura. Tal vez la más extendida es que la gente que la ve girar hacia la derecha es porque su hemisferio cerebral dominante es el derecho (creativo), y los que la ven girar hacía la izquierda es debido a que su hemisferio dominante es el izquierdo (lógica). No hay nada que pruebe que esta teoría sea cierta.

hemisferios cerebrales

De hecho, hay personas a las que les resulta bastante sencillo cambiar el sentido de rotación de la imagen en su cabeza, a voluntad. Otro mito de internet dice que estas personas son más inteligentes. Una vez más, no hay indicios para dar credibilidad a tal afirmación.

Estudios realizados por el Dr Niko Troje indica que la dirección de rotación depende bastante del punto en que empecemos a observar. La mayoría de la gente que empieza a observar la figura desde arriba, suelen verla girando en sentido contrario a las agujas del reloj, y la gente que la mira desde abajo percibe el giro en el sentido horario.

¿Para qué lado la ves girar tú? El invertir el giro de la bailarina en tu cabeza puede ser realmente difícil ya que el cerebro se acostumbra rápidamente a ciertos patrones y cambiarlos es bastante laborioso.

A continuación te dejamos otra imagen con la suficiente información visual para que tu cerebro interprete los giros en un sentido o en otro.

bailarina que gira

Fuente: Mitos y timos, Artículo traducido y adaptado por Lavozdelmuro

Publicado en Miscelánea