El blogger portugués Rogerio Pacheco siempre se ha sentido fascinado por la belleza de amanecer. Una preciosa postal de colores rojizos y púrpuras que fotografía y comparte con asiduidad en su blog sobre meteorología Tempo las ihlhas.

Sin embargo, el pasado día 24 de enero de 2016 durante su exploración del amanecer, Rogerio fue testigo de un hecho singular en los cielos de la Isla de Madeira, donde reside.

Una gigantesca bola de fuego de tonos rojizo y naranjas parecía precipitarse sobre la isla portuguesa. Consciente de tan insólito fenómeno, Rogério lo registró con su cámara compartiéndolo en sus redes sociales.

La mano de Dios

nubes madeira 1

Rebautizada con el nombre de la mano de Dios, la imagen de la gigantesca bola de fuego con forma de puño celestial se viralizó rápidamente a través de las redes sociales.

bola fuego madeira

A pesar del revuelo formado entorno a esta imagen, lo cierto es el que la “bola de fuego” no es más que un curioso efecto visual formado por los rayos de sol y un conjunto de nubes.
nubes madeira 9

Los expertos aseguran que se trata de tres capas de nubes diferentes que el viento ha agrupado de forma fortuita. Y el color de fuego es simplemente el característico tono del amanecer.

La belleza del cielo de Madeira

Aunque Rogerio reconoce que tuvo que darse prisa para captar la mano de Dios en todo su esplendor, sostiene que esta imagen, aunque impactante, no es la más bonita que el cielo de Madeira puede ofrecer.

“Esta imagen de las nubes, aunque sea interesante, no llega a mostrar del todo la belleza de Madeira”, agregó el bloguero.

Algo de lo que, tras revisar su página de Facebook, estamos convencidos.

nubes madeira 12

nubes madeira 11

nubes madeira 10

nubes madeira 6

nubes madeira 5

nubes madeira 4

nubes madeira 3

Si te han gustado sus fotografías, no dudes en seguir su página de Facebook o su impresionante blog de meteorología. Un espectáculo totalmente recomendable.

Fuente: Dailymail.com.ukmeteomadeira.blogspot.com.es,  Facebook Artículo por Lavozdelmuro.net

Publicado en Ciencia