El fútbol se ha convertido en un deporte de masas, y donde hay millones de personas también hay millones de euros. En muchos casos se olvida la esencia deportiva, enterrada por el precio de los fichajes, la vida famosa de los jugadores, los contratos publicitarios con las grandes marcas, etc. Pero ¿qué puede hacer un futbolista para aprovechar esta situación con un fin completamente altruista?

Conocemos muchos casos de fubtolistas solidarios, pero nunca habíamos visto a ninguno llevar nada a cabo tan increíble como ha hecho Zlatan Ibrahimovic, futbolista sueco del París Saint-Germai. Se ha tatuado todos los nombres que ha podido en su torso, pero ¿cuál es el motivo? El siguiente vídeo del World Food Programme -Programa mundial de alimentos- quiere explicártelo, y comprometerte con la respuesta.

Ojalá todo en el fútbol, un deporte que tantos millones mueve, se hiciera con un fin similar.

Original: World Food Programme

Publicado en Miscelánea